arrow-rightback-btn clock close document down flex-next flex-prev fullscreen icon-facebook icon-twitter linkedin location membership person search slide-next slide-prev video

Agroptimo, Especialistas en Soluciones Integrales para Invernaderos Inteligentes

Agroptimo asesora a cualquier agricultor o inversionista para diseñar, implementar y gestionar un proyecto agrícola que involucre el uso de invernaderos de alta tecnología adecuado a sus requerimientos.

Agroptimo es una desarrolladora de negocios y proyectos de tecnología para la agricultura, con un fuerte énfasis en I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) y en la mejora continua de los procesos productivos de los agricultores. La empresa integra diversas soluciones de hardware y software para implementar sistemas de producción, inteligencia de negocios y análisis financiero para aquellos inversionistas y/o agricultores que no tienen la capacidad técnica necesaria o no desean hacerse cargo de la gestión y la administración de un proyecto.

“Nuestro valor no sólo está en traer cierta tecnología al país e implementarla, sino que también acompañamos al cliente en el proceso de transferencia e inclusión tecnológica para que la puedan utilizar adecuadamente y a lo largo del tiempo. Buscamos desarrollos de vanguardia accesibles a los agricultores. Por eso, no sólo importamos soluciones, sino que también realizamos I+D para diseñar propuestas propias y lograr una correcta, eficiente y comprensible implementación de todas las herramientas. Queremos que la tecnología sea abierta y sostenible en el tiempo”, explica Pablo Rioseco, socio y cofundador de la empresa.

Pablo Rioseco, José Manuel Jorquera y David Vargas; socios y fundadores de Agroptimo.

Agroptimo se ha especializado en el trabajo con invernaderos inteligentes, un área en la cual ofrece los siguientes servicios: consultoría en diseño, gestión y desarrollo de proyectos, modelos de negocios y administración. Agroptimo efectúa los estudios para diseñar y adquirir el invernadero más adecuado que responda, de manera eficiente, a las necesidades del cliente. El servicio incluye estudios de mercado, técnicos y financieros. Además, se puede encargar de la gestión y apalancamiento de los recursos necesarios con entidades financieras y de fomento. “Para nosotros, el valor está en levantar los procesos de cultivo, estandarizarlos, monitorearlos y mejorarlos, con el propósito de aumentar el rendimiento por metro cuadrado cultivado”, dice David Vargas, socio cofundador de la compañía.

“Una gran diferencia de Agroptimo con otras empresas, es que estamos desarrollando una aplicación para realizar el seguimiento de todo lo que ocurre dentro del invernadero. El problema con los sistemas actuales, aun siendo muy buenos en lo que hacen individualmente, es que se integran poco unos con otros: son islas de datos. Nosotros, en cambio, vamos a juntar toda la información y darle un sentido lógico para ayudar al asesor a tomar las mejores decisiones apoyándose en la inteligencia de negocio”, comenta José Manuel Jorquera, que también es socio cofundador.

Un foco importante de Agroptimo es incluir a la tecnología de la información en el diseño de un invernadero, para que su operación sea rentable. “Podemos, por ejemplo, modelar un cultivo y hacer inteligencia de negocios, cruzando datos de un tomate con información del mercado, para producir de acuerdo a los ciclos de consumo, de tal forma de optimizar las utilidades, es decir, de maximizar los ingresos y/o minimizar los costos”, explica David Vargas.

Para realizar estas funciones, Agroptimo cuenta con una red de asesores -entre las que hay contadores, abogados, ingenieros, informáticos y agrónomos especialistas en cultivos sin suelo en invernaderos-, que les permiten emplear a los profesionales idóneos para las distintas funciones que requieren los proyectos. Además, está realizando alianzas con diversos proveedores de Chile y el extranjero, como la española Canamérica.

Dados los efectos de mercados cada vez más exigentes y la necesidad de optimizar los recursos hídricos y energéticos debido al cambio climático, la empresa mira con buenos ojos el rubro de los invernaderos en Chile. “Su uso permite el control de todas las variables de producción y, por eso, son herramientas que ayudan a producir cuándo y dónde otros no pueden hacerlo, permitiendo abrir nuevos nichos y posibilidades de cultivos”, concluyen en Agroptimo.

IMPACTO SOCIAL

Para Agroptimo, parte de sus objetivos fundamentales es realizar transferencia e inclusión de tecnología a pequeños y medianos agricultores, como también en escuelas rurales, institutos y universidades. Todo esto gracias a su modelo de negocio con impacto social, en el cual certifican a sus clientes con esta propuesta de valor. La empresa está capacitada para generar proyectos que les permitan a estas comunidades, tener acceso y aprender a utilizar invernaderos inteligentes y sustentables. Asimismo, la idea es adaptar tecnología importada, para generar soluciones nacionales más accesibles y económicas con nuevos materiales y soluciones para un mayor número de agricultores con el fin de que puedan obtener importantes mejoras en su productividad.

El mayor alcance que proyecta Agroptimo es fomentar el uso de estos sistemas de cultivo inteligentes y sustentables en zonas extremas del país.