arrow-rightback-btn clock close document down flex-next flex-prev fullscreen icon-facebook icon-twitter linkedin location membership person search slide-next slide-prev video

Desarrollan un biopesticida usando nanotecnología

El producto, llamado BioClay, contiene moléculas de ácido ribonucleico bicatenario (ARN), que puede desactivar la expresión génica y evitar que las plantas sean susceptibles a un virus.

Un grupo de científicos australianos ha desarrollado una manera sostenible de proteger los cultivos de plagas y enfermedades, rociándolos con una arcilla especial. De la misma manera, este descubrimiento podría ayudar a una lucha más efectiva contra la resistencia de ciertos pesticidas.

El desarrollo australiano ha sido bautizado como BioClay y fue desarrollado por la Alianza para la Agricultura y la Innovación Alimentaria de Queensland (QAAFI, por sus siglas en inglés) y el Instituto Australiano de Bioingeniería y Nanotecnología (AIBN, por sus siglas en inglés).

Para la investigadora que lidera este trabajo, Neena Mitter, este nuevo producto contiene moléculas que ayudan a proteger a los cultivos contra patógenos invasores, en lo que ella ha calificado, como una “hermosa combinación de biología y nanotecnología”.

Una vez que se aplica, la planta la identifica y cree que está siendo atacada por una enfermedad o insecto plaga y responde protegiéndose de la plaga o enfermedad objetivo. Se trata de una forma de control ambientalmente sostenible, ecológicamente segura, estable y fácil de ser adoptada por los agricultores para proteger su cultivo de enfermedades”.

Los investigadores han hecho ensayos en diferentes cultivos como trabajo y pimiento, encontrando resultados positivos, protegiendo los cultivos durante un máximo de veinte días.

Desde Australia se ha confirmado el interés de empresas multinacionales como Monsanto, para desarrollar y comercializar tecnología similar. Sin embargo, las entidades que han desarrollado el producto esperan primero tener resultados duraderos y publicar los resultados, para después iniciar una fase comercial.

BioClay contiene moléculas de ácido ribonucleico bicatenario (ARN), un hermano del ADN, que puede desactivar la expresión génica y evitar que las plantas sean susceptibles a un virus. La arcilla ayuda que las moléculas se puedan adherir a la planta y una vez. Así, una vez que el patógeno entre en contacto con el ARN, este matará al patógeno.
Si bien el uso de ARN no es novodoso para controlar una enferemdad o plaga, lo innovador del proyecto es que este se usa pulverizado, lo que ayuda a fijar las moléculas del ARN a la planta.