arrow-rightback-btn clock close document down flex-next flex-prev fullscreen icon-facebook icon-twitter linkedin location membership person search slide-next slide-prev video

El control biológico se globaliza

Cultivos bajo invernadero como tomate, pepino y pimiento dulce lideran su uso. El próximo paso para las empresas del sector es extenderlo a campos al aire libre.

Avispas y ácaros depredadores, bacterias y hongos, entre otros agentes biológicos, son empleados, de manera progresiva, para el control natural de plagas y enfermedades tanto en cultivos protegidos como al aire libre. Gracias a esta utilización de medios de protección biológica de cultivos, el uso de pesticidas y otros agentes químicos en la agricultura ha disminuido en todo el mundo entre un 50 y 90% en los últimos cincuenta años.

Así por ejemplo, el uso de agentes de control biológico ha aumentado especialmente, en el cultivo de tomate, pepino y pimiento dulce. Además, en los últimos años, las soluciones biológicas también se han utilizado cada vez más en los tratamientos de semillas, cultivos extensivos, cultivos de frutas y plantas ornamentales.

La creciente importancia de la seguridad alimentaria y la necesidad de implantar una agricultura sostenible y responsable, han impulsado el uso creciente de la protección biológica de cultivos. Así lo confirman los estudios realizados por la empresa holandesa Koppert Biological Systems.

El próximo desafío, aeguran desde Koppert, será su implantación en cultivos al aire libre. Para responder a este importante reto, Koppert ya produce y comercializa en todo el mundo microorganismos beneficiosos como hongos y bacterias que son específicos para los cultivos al aire libre. El uso de estos microorganismos aumenta la resiliencia de los cultivos y enriquece la biodiversidad y el contenido de nutrientes del suelo.