arrow-rightback-btn clock close document down flex-next flex-prev fullscreen icon-facebook icon-twitter linkedin location membership person search slide-next slide-prev video

INNOVA+AGRO premia a iniciativas que hacen frente al cambio climático

Se ha premiado a los innovadores del sector agrario, agroalimentario y forestal, reconociendo su capacidad de generar soluciones sustentables a los desafíos que plantea el cambio climático.

Forraje hidropónico, manejo holístico de pastoreo, un código de sustentabilidad para la industria del vino, y un sello de certificación del nivel de riesgo de incendio para pequeñas plantaciones forestales, son las cuatro iniciativas que fueron premiadas en el Premio INNOVA+AGRO 2017, que entrega todos los años FIA.

Creado en 2014, Premio INNOVA+AGRO reconoce la creatividad y el esfuerzo de quienes hacen innovación en el sector agrario, agroalimentario y forestal. Este año, FIA convocó a emprendedores e investigadores que hayan desarrollado innovaciones en productos, servicios y procesos orientados a enfrentar y/o adaptarse al cambio climático.

ECOFORRAJE

ecoforraje

En la categoría Joven de INNOVA+AGRO el galardón fue para Joaquín González y José Montero, fundadores de Ecoforraje, emprendimiento orientado a la producción de forraje hidropónico dentro de contenedores marítimos reciclados, lo que permite reemplazar hasta 20 hectáreas de producción de pasto por tan sólo 30 metros cuadrados. “Para tener ganado se requieren grandes extensiones que permitan alimentar a los animales, pero con Ecoforraje derribamos la principal barrera de entrada al negocio: el espacio”, comenta Joaquín.

La empresa cuenta con dos años de desarrollo y dos prototipos en Río Bueno (Región de Los Ríos) y Leyda (Región de Valparaíso), donde cada unidad productiva produce una tonelada diaria. “Entre los beneficios de esta metodología se encuentran la disminución de los costos de alimentación en hasta un 40%, el consumo de agua en 98%, de energía en 90 % y la huella de carbono en 70%”, subraya el novel emprendedor.

EFECTO MANADA

isidora
En la categoría Agricultora o Empresaria, la distinción fue para Isidora Molina, fundadora y directora de Efecto Manada, emprendimiento orientado al manejo holístico del pastoreo con la finalidad de mejorar la producción y rescatar los ideales y valores propios de la vida en el campo. “Ofrecemos servicios de pastoreo planificado y asesoramos campos que cuentan con sus propios animales”, explica Isidora.

“Los beneficios para nuestros clientes son la reducción en los costos de producción por la eliminación de agroquímicos para fertilización y control de malezas, disminución en mano de obra y uso de maquinaria, y aumento de la productividad, además de la contribución al cuidado del medioambiente que conlleva este tipo de manejo”, explica la ganadora del premio INNOVA+AGRO. Gracias a los buenos resultados, Isidora hoy trabaja con cuatro familias mapuche en Lican Ray (región de La Araucanía), un campo en el Cajón del Maipo y sigue creciendo en la zona centro sur del país.

CONSORCIO I+D VINOS DE CHILE

vinos
En la categoría Organización o Asociación de Agricultores, la entidad ganadora fue el Consorcio I+D Vinos de Chile, por la creación del Código de Sustentabilidad, instrumento que tiene por objetivo incorporar voluntariamente prácticas sustentables para que los productores de uva y elaboradores de vino mejoren su gestión a través del cumplimiento de los requisitos estipulados en el estándar.

Según destaca su gerente general, Patricio Parra, la implementación del código ha mejorado significativamente la gestión de las empresas en materia de sustentabilidad económica, social y ambiental. “Esta es una iniciativa asociativa única en Chile y a nivel internacional”, señala. “El Código ha despertado el interés de otros actores internacionales, quienes han visto en esta iniciativa un modelo a seguir en sus sectores productivos, del vino y otros”.

VERÓNICA LOEWE

Verónica_Loewe
En la categoría Investigador/a, el galardón fue para la doctora en Biociencias y Ciencias Agroalimentarias, Verónica Loewe, por sus aportes en gestión y diversificación productiva para la adaptación al cambio climático del sector silvoagropecuario.

El trabajo de la doctora Loewe se ha materializado en proyectos de gran impacto para el sector, como la creación e implementación del sello SAFOR, gracias al cual los pequeños propietarios y pymes forestales (distribuidos fundamentalmente desde las regiones de Valparaíso a Los Lagos) pueden finalmente acceder a seguros contra incendios, mejorando su competitividad y permanencia en el rubro en la eventualidad de un siniestro. A la fecha, SAFOR ha permitido asegurar plantaciones por un monto cercano a 320.000 UF.