arrow-rightback-btn clock close document down flex-next flex-prev fullscreen icon-facebook icon-twitter linkedin location membership person search slide-next slide-prev video

La digitalización cambiará las reglas del juego del sector agroalimentario antes de 5 años

La Big Data permitirá la optimización de las cosechas para maximizar la productividad, obtener productos más sostenibles o asegurar la trazabilidad de las denominaciones de origen.

La digitalización “cambiará las reglas del juego de las empresas agroalimentarias en los próximos cinco años”, haciéndolas más competitivas y sostenibles, aumentando el uso eficiente de los recursos y mejorando la productividad, según el equipo de Smart Management Systems del centro tecnológico Eurecat, que tiene su base de actividad en Lleida, España.

Así lo explica el director del equipo, Gabriel Anzaldi, quien subraya que “actualmente el Big Data, la analítica avanzada e Internet de las Cosas permiten a las empresas agroalimentarias recopilar y analizar grandes volúmenes de información para generar nuevo conocimiento y ser más ágiles y eficaces en la toma de decisiones”, con un gran potencial para la optimización de las cosechas para maximizar la productividad, para obtener productos más sostenibles o para asegurar la trazabilidad de las denominaciones de origen, entre otros ejemplos.

De acuerdo con Anzaldi, “el punto de máxima eficiencia se logrará cuando las empresas del sector agroalimentario sean capaces de producir exactamente lo que la demanda solicita, consolidando el valor de sus productos, y evitando pérdidas económicas, alineadas con una producción sostenible”.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO

El grupo de investigación de Smart Management Systems de Eurecat desarrolla en Lleida soluciones basadas en la combinación de tecnologías de Inteligencia Artificial y gestión del conocimiento para este sector, que se considera “especialmente fértil para la nueva revolución digital”.

Los expertos del grupo Xavier Domingo y Josep Pijuan expondrán hoy el potencial de esta línea de investigación en un workshop sobre la digitalización del sector agroalimentario en la PIC Meeting, que se celebra hasta mañana en Lleida.

Según destaca Domingo, todos los elementos relevantes, procesos, maquinaria y otros sistemas implicados en la producción agroalimentaria se pueden digitalizar e interconectar para “obtener información útil que, gracias a una mejor visión global completa de los procesos y dependencias y a un mejor conocimiento del contexto, permiten aumentar la sostenibilidad y la eficiencia de la producción”.

La integración de los datos internos de la empresa provenientes de sus departamentos, con los datos externos de proveedores y clientes, crean una estructura de información y procesos conectados, los cuales son analizados utilizando técnicas de Inteligencia Artificial. Los resultados “son presentados utilizando interfaces gráficas innovadoras, accesibles desde cualquier lugar con acceso a Internet, simplificando una gestión deslocalizada y habilitando la toma de decisiones en tiempo real”, detalla el investigador.

EL CLIENTE DEBE ACTUAR CON LA INFORMACIÓN

Además, la digitalización de productos y servicios ofrece valor añadido gracias a “la incorporación de información con la que el cliente puede interactuar”, permitiendo que “el productor sea capaz de saber cómo, dónde, cuándo y en qué condiciones se están consumiendo o usando sus productos o servicios”, señala Pijuan.

Finalmente, la entrada de nuevos modelos de negocio digitales hace posible que las empresas puedan ampliar los servicios que dan. Por ejemplo, “los productores de maquinaria agrícola pueden sensorizarla y monitorizarla para dar valor añadido al cliente aportándole recomendaciones de configuraciones, alertas u otras mejoras en forma de servicios de suscripción”.