arrow-rightback-btn clock close document down flex-next flex-prev fullscreen icon-facebook icon-twitter linkedin location membership person search slide-next slide-prev video

¿Qué hay de nuevo en ‘agtech’?

Las inversiones en ‘agtech’ no paran de crecer. Desde 2013 se vienen doblando cada año y se espera que en 2016 ocurra lo mismo, en un sector que precisa cada vez más tecnología para ser más productivo y gestionar mejor los recursos.

2015 fue el año de las inversiones ‘agtech’. Eso nadie lo discute. El crecimiento ha sido innegable. Y, según vaticinan los expertos del sector, 2016 superará con creces lo conseguido el año pasado. Las cifras fueron grandes para un sector que no está tan a la vanguardia en el uso de este tipo de tecnologías como pueden serlo otros, por ejemplo, la banca.

Fueron un total de US$4.800 millones, que fueron captados por un total de 499 empresas. De esos, el e-commerce sigue siendo el sector más dinámico, sin embargo, el resto de los sectores incolucrados logró levantar casi U$2.400 millones, con operaciones muy sonadas como la de la empresa especializada en tecnología para la toma de decisiones, Planet Labs, que logró captar US$125 millones. Le siguió Impossible Foods, una compañía que tiene a las proteínas sostenibles como su principal producto, y que logró levantar levantar US$100 millones, mientras que la firma de origen chino, DJI, dedicada al diseño y fabricación de drones, captó US$75 millones de inversión.

AgFunder, la firma de inversión especializada en innovación relacionada con el sector agrícola y agtech resalta algunos temas clave en relación a la inversión en agtech, que seguramente marcarán la pauta de esta industria en lo que resta del año.

DRONES Y AGRICULTURA DE PRECISIÓN

No hasta hace mucho, quince años para ser más exactos, unos cuantos ingenieros se juntaban en un campo alejado para tratar de volar extraños aparatos. Si lo conseguían era un triunfo. Pero si caían, lo más probable es que estuvieran tan maltrechos que no podrían realizar un nuevo vuelo. Se trataba de los primeros drones que surcaron los aires tomando imágenes para el sector agrícola. El asunto ha cambiado radicalmente desde 2010, cuando se vendieron las primeras unidades, una industria que ha ido creciendo. Nuevas empresas, nuevos modelos, nueva tecnología… Es casi imposible parar el crecimiento de los drones, que sólo en 2015 multiplicaron la inversión en un 237%.

DRONES

Las inversiones en empresas dedicadas a los drones y la robótica se multipliaron un 237% en 2015.

Sin embargo, según AgFunder, resta dar respuesta a algunas dudas o retos para consolidar esa apuesta. Por ejemplo, el tiempo que se tarda en analizar y procesar toda la información e imágenes que generan, el personal especializado requerido para ello o la necesidad de mejorar las soluciones tecnológicas que manejan estos aparatos.
Eso no es todo porque a algunos inversores les preocupa el hecho de que las compañías de robótica son excesivamente intensivas en capital, en comparación con las de software, sobre todo porque sus invenciones son más fáciles de copiar y más difíciles de distribuir. Pero es innegable que es una industria que sigue creciendo y para 2016 se prevé que multinacionales tecnológicas como Verizon, Yamaha e Intel estén interesadas en el negocio agrícola, algo que, sin duda, podría atraer a más inversores.

La agricultura de precisión fue una de las áreas más dinámicas en cuanto a la captación de inversión. En total, fueron US$661 millones, básicamente en empresas dedicadas al riego inteligente, compañías que desarrollan tecnología para la toma de decisiones, equipamiento inteligente y drones y robótica.

LO BIO ESTÁ DE MODA

Biopesticidas, biofungicidas, biofertilzantes… Lo biológico está de moda porque en la industria agrícola se busca realizar manejos agronómicos más sostenibles. Pero no es lo único, ya que los consumidores también quieren consumir alimentos más saludables. Eso no es un misterio, por ello es que las empresas están apostando por el desarrollo de bio productos, un sector en el que se invirtieron US$168 millones y se prevé aumentos de cara a este año.

¿HAY UNA BURBUJA ‘AGTECH’?

Rápidos crecimientos y llamativas cifras de inversión podrían hacer pensar que hay una burbuja en este sector. Si a esto le añadimos que empresas que hace un año valían US$100.000 hoy pueden costar US$10 millones, todo indica que se podría estar yendo en esa dirección. Sin embargo, el dinero y las inversiones siguen fluyendo y recientemente han aparecido aceleradoras ligadas a empresas del sector del agrícola que, en alianzas con fondos de inversión especializados, están aportando por el desarrollo de soluciones tecnológicas, por lo que se espera que haya más inversiones en un sector que aún no ha tocado techo.

Y si bien en 2014 las inversiones provenían especialmente de EE UU, en 2015 se ha visto como países como China e India están dispuestas a invertir y posicionar el concepto de ‘agtech’ en la industria agrícola. Y en el planeta habrá emprendedores esperando que alguien apueste por su producto, servicio o solución tecnológica.
n EEUU. En 2015, esa cifra ha pasado al 58%. El dato demuestra, no solo el aumento de actividad en otros países, sino también la globalización de los mercados de inversión. Israel ha destacado especialmente con $550 millones, junto con otras regiones como China o India. Aunque la mayor parte de la inversión en estas zonas correspondió a operaciones de e-commerce, ambos países son líderes en las categorías de riego y drones. La urgente necesidad de innovación en los sectores agrícolas de ambos países les posiciona como importantes centros de AgTech en los próximos años.