arrow-rightback-btn clock close document down flex-next flex-prev fullscreen icon-facebook icon-twitter linkedin location membership person search slide-next slide-prev video

Utilizan drones para monitorear el cultivo del olivo

Un grupo de investigadores de la Universidad de Huelva,a través del proyecto de investigación europeo 'Tecnologías para el Manejo y Supervisión del Cultivo del Olivo', potenciará la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en este fruto, en base a novedosas técnicas de agricultura de precisión mediante drones.

La iniciativa, liderada por el Dr. José Manuel Andújar, y en el que participan, junto a parte de investigadores de su Grupo de Investigación, Control y Robótica TEP 192, los organismos, empresas y cooperativas de España y Portugal; tiene el objetivo es modernizar un sector tradicional como el de la olivicultura, creando un producto tecnológico pionero, adaptado a sus necesidades y comercializable, que cree nuevas posibilidades de negocio y sitúe a la cabeza de la innovación internacional el sector en Huelva y sur de Portugal, y por extensión en el resto de Andalucía y centro de Portugal.

SOLUCIÓN INTEGRAL

TecnOlivo presenta una solución integral, en el sentido de que no se trata solo de realizar vuelos con drones para obtener datos de cultivos mediante cámaras u otros sensores, lo cual ya puede hacerse hoy en día, sino configurar una solución completa que integre la obtención de datos, transmisión, procesamiento, interpretación, visualización y guiado de acciones, de forma cercana y ergonómica para el agricultor. Más aún, TecnOlivo pretende ser un sistema manejado por el mismo agricultor, de modo que después de un proceso de aprendizaje, constituya una herramienta más, como los aperos de labranza o el propio tractor, que tiene a su disposición para llevar a cabo su trabajo diario.

Se configura en base a un dron o red de ellos dotados de sensores (cámaras de luz visible, cámaras térmicas, multi e hiperespectrales, sensores basados en fluorescencia y espectroscopía NIR (infrarrojo cercano), etc.) que actuarán conjuntamente con una red de sensores terrestres, lo cual permitirá monitorizar en tiempo real y de forma georreferenciada los parámetros clave del olivar.