arrow-rightback-btn clock close document down flex-next flex-prev fullscreen icon-facebook icon-twitter linkedin location membership person search slide-next slide-prev video

Bayer y Bosch desarrollan nuevas soluciones digitales Smart Spraying

Bayer y Bosch han firmado un acuerdo de colaboración de investigación de tres años con el objetivo de desarrollar la tecnología Smart Spraying para hacer más eficiente la aplicación de productos fitosanitarios.

El trabajo de investigación de Bosch se centra en tecnología de sensores altamente efectiva, análisis inteligentes y sistemas de pulverización selectiva. En su colaboración con Bosch, Bayer aporta las lecciones aprendidas en el campo de los Sistemas de Información Geográfica (SIG), incluyendo el desarrollo de algoritmos que sirven de base para la toma de decisiones agronómicas, manejo integrado de plagas, formulación y aplicación.

El concepto de tecnología Smart Spraying será presentado en la feria Agritechnica de este año en Hanover, Alemania.”Queremos aventurarnos junto con Bosch en un nuevo territorio, combinando diferentes tecnologías para garantizar que los herbicidas sólo se apliquen en áreas donde realmente son necesarios”, dice Tobias Menne, director de Digital Farming de Bayer. Las malas hierbas son difíciles de identificar, especialmente en las primeras etapas de crecimiento. Utilizando sensores de cámara, la nueva tecnología puede determinar lo que está creciendo en el campo y puede adoptar una técnica de aplicación específica para pulverizar los agentes de protección de cultivos específicamente en las malezas.

“Smart Spraying proporciona control de malezas sostenible, protege la cosecha y es compatible con el medio ambiente al mismo tiempo”, añade Markus Heyn, miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH.

MÁS INTELIGENCIA EN EL CAMPO

Los cultivos como el maíz o el trigo compiten contra las malas hierbas por la luz solar, el agua y los nutrientes, lo que lleva a cosechas más pobres. El control eficaz de las plantas indeseadas suele implicar el uso generalizado de herbicidas, aunque el crecimiento de las malas hierbas no siempre se distribuye consistentemente en todo el campo.

Como dice el Dr. Johannes-Joerg Rueger, Presidente del Grupo de Vehículos Comerciales y Off-Road de Bosch, “Smart Spraying trae más inteligencia al campo”. La diferencia entre Smart Spraying y los sistemas existentes en el mercado es que estos últimos sólo pueden identificar la vegetación, pero no pueden distinguir entre cultivos y malezas.

UN SALTO CUÁNTICO EN EL CONTROL DE MALEZAS

Así es como funciona: antes de que el agricultor quiera combatir las malezas, un “Administrador de Campo” digital le ayuda a evaluar la situación en el campo y recomienda el momento óptimo para tratar las malas hierbas. La identificación exacta de las malas hierbas y la aplicación del agente de protección de cultivos se realizan en un solo paso de trabajo mientras se conduce sobre la zona respectiva. Con este fin, varias cámaras distribuidas en toda la anchura de trabajo del pulverizador de campo toman continuamente fotografías de la superficie. Se identifican las diferentes malas hierbas y se determina el método óptimo para tratarlas.

El paso final consiste en pulverizar la cantidad necesaria y la mezcla de herbicidas en las malas hierbas apropiadas usando los parámetros de aplicación correctos, mientras que las áreas libres de malezas quedan intactas. El proceso es increíblemente rápido, tomando sólo fracciones de un segundo.

Según Björn Kiepe, director de Agronomía en Digital Farming de Bayer, “Smart Spraying constituye un salto cualitativo en el control de malezas, estamos combinando la tecnología de detección de malezas más avanzada con los medios de aplicar diferentes agentes en caso de y de manera extremadamente precisa en un área de menos de un metro, lo que hará aún más fácil para los agricultores practicar la protección sostenible de los cultivos “. Un aspecto muy importante es que el sistema incorpora pre tratamientos, alterna ingredientes activos y se concentra en herbicidas con la mayor eficacia posible para evitar que las malas hierbas se vuelvan resistentes.